LA AVENTURA DE SER EMIGRANTE

No quisiera aburrirlos con historias tristes y hablar mas de lo mismo a las personas que alguna vez les toco emigrar, hay muchas maneras de emigrar no sólo de país, sino de sentimientos, de espacios, de lugares, de momentos, de situaciones, ya que cuando decidimos tomar un nuevo camino, cambiando nuestra zona de confort por algo que creemos que saldrá mucho mejor, tenemos que llenar una maleta con experiencias y conocimientos para emprender un nuevo camino. Hace unos días pude hacer una reflexión con respecto a la situación especifica de ser un inmigrante en otro país, y me hice una pregunta, soy una inmigrante buscando nuevas posibilidades en otro país para mejorar mi situación? o me toco ser una presa en otro país?, y no hablo de aquellas personas que deciden tomar un camino de la mano de posibles compañeros de vida, que te brindan oportunidades y luego se aprovechan de tu situación quitándote los papeles y explotándote de todas las maneras posibles, de esos muchos casos, pero no es el mio; hablo que cuando de repente eche un vistazo a mi alrededor, y me di cuenta que a medida que va pasando el tiempo aunque se abren puertas y nuevas oportunidades para mi y mi familia, me di cuenta que estaba en un lugar completamente sola, entendiendo otras costumbres, otros dialectos y hasta otras maneras de interpretar mis oraciones; porque aunque hablemos todos el mismo idioma las palabras cambian y las circunstancias también; pues si, me sentí presa en otro país, sentí que no podía ver a mi familia, a mis amigos, que no podía visitar los lugares que me gustan, al simplemente no poder pasear con mis hijos en esos sitios favoritos a los que solía ir, a pues bien, me encontré como si estuviera en una cárcel, ya que allí tienes comida, tienes vestido, tienes educación y posibilidades de salir o no adelante, ser parte de un grupo de personas que quieren cambiar su vida o no, pero con la única diferencia que yo hice todo en mi vida para no estar presa, estudie, me forme, tenia el trabajo soñado, estaba en el mejor lugar del mundo y de repente poofff todo se esfumo, y que fue lo que hice para llegar aislarme de mi mundo? pues pensé también, bueno yo soy de esa porción de la población que no se conforma con lo que le toco vivir, y en mi pequeño mundo en el cual me encuentro ahora, no me resigne con solo sufrir por las circunstancias adversas que me toco vivir en este viaje, al querer tener una vida mejor.
Pues bien, entendí que me transforme y que la vida que soñamos puede hacerse realidad, sólo si te enfocas en las cosas buenas que pasen, aunque sea una sola de esas 100 que ya te toco vivir que no fueron tan buenas, aprovechar cada oportunidad que te da la vida para agradecer por el lugar donde estas y las personas que te acompañen, entendí que soy dueña de mi vida, y que todo lo que me proponga lo podré lograr, ya que sin muchos conocimientos del país al que me toco llegar, logre nuevamente en muy poco tiempo hacer que la gente creyera en mi, siendo extranjera y sin que nadie me conociera; se que estoy abriendo una puerta donde el mundo esta ahí, dispuesto y pleno para que yo disfrute de él, y que cuando ya este preparada iré nuevamente a mi lugar favorito, y pasare por ese sitio especial recordando todo lo difícil que me toco vivir y  como me pude hacer resiliente para que mi pasado no sea tormentoso, sino saber que aprendí tanto de mis errores y circunstancias y se cual es el camino, ya que mis caídas nunca serán señales de derrota al contrario será el intento fallido que me muestre que ese no es el camino que debo tomar para llegar a mi meta, hoy me siento emocionada, feliz, plena y capaz de llegar a motivar a quien sea que siga adelante, que no importa la circunstancia, porque empece este articulo con una reflexión de saber que no somos inmigrantes solo de lugares, cuando no nos sentimos bien con una pareja emigramos, cuando no nos sentimos bien con un trabajo emigramos, cuando no nos sentimos bien con una ropa emigramos, o con la vivienda que tenemos, o con el vehículo soñado emigramos, entonces somos inmigrantes que sin querer nos adaptamos a nuevas personas, lugares, situaciones y momentos que nos permiten estar en mejor situación económica, sentimental, laboral,  de confort, atrevete a salir de esa zona en donde te sientes totalmente estable, pero infeliz, atrevete a cambiar tu futuro, a hacer que tus sueños se hagan realidad, sólo necesitas descubrir que es eso en lo que te destacas para que tus energías vayan enfocadas en lo que quieres lograr. Se les quiere.